Última actualización:

Beneficios de la zanahoria
Vota este artículo

Las zanahorias (Daucus carota), ricas en flavonoides y vitaminas, son alimentos valiosos para mantener sanos el intestino y los ojos. Vamos a descubrirlas un poco más de cerca.

La zanahoria, desde el jardín hasta nuestra mesa

¿Qué es?

La zanahoria común (Daucus carota), es una planta herbácea, anual o bienal, que crece en toda Europa. La zanahoria puede ser considerada una de las hortalizas más preciadas para el consumo humano, ya que posee numerosas propiedades nutricionales y terapéuticas.

Sus principales componentes están representados por sales minerales como el hierro, el fósforo, el calcio, el potasio, el sodio, el magnesio y el cobre, así como por importantes vitaminas como la C, la D, la E y las del complejo B.

La presencia de hidratos de carbono en forma de dos azúcares, dextrosa y laevulosa, es significativa, ya que tienen la capacidad de elevar el nivel glucémico de la sangre: por esta razón la zanahoria debe ser tomada con moderación por los diabéticos.

zanahoria

¿De dónde viene la Zanahoria?

La zanahoria silvestre crece en Asia, África del Norte y Europa y, aunque tiene un nombre científico similar al de la zanahoria cultivada con fines comerciales, Daucus Carota sativa, representa a su antepasado silvestre. El cultivo selectivo de una subespecie natural de esta a lo largo de los siglos ha dado como resultado la aparición de la hortaliza común.

Beneficios de la zanahoria:

La zanahoria resulta uno de los alimentos más ricos en betacaroteno, también llamada protovitamina A, un poderoso antioxidante responsable de su color anaranjado. Es fuente de fibra y minerales como fósforo, potasio, calcio y sodio y vitamina A, vitamina B2, vitamina B3 y vitamina C.

Lee también:  Síntomas de la intolerancia al gluten

Las partes donde residen las propiedades curativas son la raíz y las semillas. La raíz reduce la inflamación de la mucosa gástrica e intestinal, así como de la piel. Estimula la diuresis, purifica el cuerpo y por sus notables propiedades mineralizantes, vitamínicas y rehidratantes, se recomienda en el tratamiento de infecciones intestinales que se manifiestan con disentería.

También es calmante para las quemaduras. Las semillas, por otro lado, tienen propiedades aperitivas y digestivas. El aceite de zanahoria, que tiene una mayor concentración de principios activos, está especialmente indicado para refrescar la piel, que la mantiene elástica e hidratada, protegiéndola en caso de exposición prolongada al sol del riesgo de quemaduras solares, facilitando así el bronceado. En este sentido, si desea acelerar el bronceado, es útil beber jugo de zanahoria todas las mañanas o comer zanahorias crudas.

Puede ser consumida cruda o cocida, en ensaladas, en la preparación de pastel, puré, pan, jugo, sopas y rehogados. Si se mantiene en nevera, dentro de bolsa de plástico, tiene una durabilidad de 15 días. Cada 100g de zanahoria contiene, en promedio, 51 calorías.

Consumir zanahorias, y otros alimentos de color naranja, ayudan a promover un bronceado más hermoso y duradero, como hemos señalado en líneas precedentes. El betacaroteno estimula la producción de melanina, responsable de la pigmentación de la piel.

Los alimentos ricos en betacaroteno, como la zanahoria, deben comenzar a ser consumidos al menos 20 días antes de la exposición al sol para lograr alcanzar la epidermis de la piel, realizando su función de bronceado y protectora contra los rayos UVA y UVB.

zanahoria

Zanahoria y piel

La piel está constantemente expuesta a agresiones ambientales, como la exposición del sol, los rayos ultravioletas y componentes presentes en la contaminación. Por contener sustancias con acción antioxidante, la zanahoria ayuda a combatir los efectos nocivos de los radicales libres responsables del envejecimiento de las células, retardando así la degradación del colágeno, la formación de arrugas y el resecamiento de la piel.

Lee también:  Proteínas de huevo, importante fuente de nutrientes

Zanahoria y digestión

Las zanahorias posee una buena cantidad de fibra alimentaria, importante en el mantenimiento de la buena salud digestiva, pues estimula el tránsito intestinal, auxilia en la eliminación de toxinas y contribuyen a reducir el malestar provocado por el estreñimiento.

Zanahoria y visión

La zanahoria es rica en vitamina A, importante para la salud de la visión, ya que la deficiencia de esta vitamina puede provocar dificultad para ver con poca luz, llamada ceguera nocturna.

Aceite de Zanahoria, oro vegetal

Las zanahorias son ricas en vitamina A y betacaroteno, sinónimo de panacea para la piel, los ojos y el cabello, tal y como hemos mostrado en el apartado anterior. Pues bien, el aceite de zanahoria es un producto fantástico para tratar, aliviar, hidratar, rejuvenecer, desintoxicar, desinfectar y proteger. ¿Tantos beneficios en un solo producto? Sí, y pueden ser asimilados tanto desde el interior, a través de los alimentos y suplementos, como desde el exterior de nuestro cuerpo.

El aceite de zanahoria se obtiene mediante la maceración de zanahorias secas y luego se muele en un aceite vegetal (oleolita), donde las raíces liberan todos sus principios. Un buen aceite de zanahoria debe contener al menos un 0,35% de betacaroteno para ser realmente eficaz. También hay en el mercado aceite de semilla de zanahoria, un extracto de aceite esencial que se destila a través del vapor de las semillas de la planta de zanahoria silvestre.

zanahoria

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.