Crepes de avena para el desayuno

crepes de avena

Hoy os traigo una receta que he hecho esta mañana por primera vez aunque ya hace tiempo que tenía ganas de probarla: los crepes de avena. Hay un montón de variaciones de esta receta: con Maizena en vez de avena, con queso batido, salado, con chocolate, con frutas, con frutos secos… Yo he optado por hacer una versión super sencilla para el desayuno aunque me han surgido montones de ideas que seguramente iré haciendo poco a poco.

Índice

    Ingredientes (para 3-4 crepes)

    • 5 o 6 claras de huevo
    • 30 gramos de copos de avena
    • 1 chorrito de edulcorante líquido
    • Opcional: para darle sabor se puede añadir un poquito de canela, jengribe molido,
      chocolate o lo que se os ocurra.
    • Para acompañar: sirope light o mermelada light (o no light, eso al gusto de cada uno)

    Elaboración

    Previamente cogemos una servilleta y la empapamos con un poquito de aceite, acto seguido frotamos la servilleta en una sarten antiadherente de modo que la sartén quede con aceite por toda la base pero sin que el aceite vaya a penetrar en el crepe, es decir, que la capa de aceite tiene que ser casi inexistente, lo justo para que no se vaya a pegar la masa.

    Ponemos fuego medio/alto y cuando la sartén esté caliente echamos un chorrito de masa. Tened en cuenta que la masa da para unos 3 o 4 crepes, si echáis mucha os saldrán menos crepes pero más gordos (como una tortita) y si echáis menos y la expandís más por la sartén os quedarán más finitos.

    Podemos extender la masa con una cucharita haciendo círculos o directamente haciendo un circulo con la sartén, pero esto siempre nada más echar la masa, si la dejáis reposar 10
    segundos ya no se puede extender o sí pero os quedará una forma muy fea. En un minuto levantamos un poquito un lado del crepe y si vemos que está dorado y que en la parte superior ya no hay mucho líquido procedemos a darle la vuelta con una paleta grande. La textura no es rígida así que no corremos el riesgo de que al darle la vuelta se
    rompa. Otro minuto por la otra cara y listo! Ya tenemos nuestro crepe listo para comer.

    Yo lo tomo con mermelada de melocotón light, en concreto la de Mercadona, y también con el sirope de chocolate Walden Farms, pero lo podéis acompañar con lo que más os
    guste. Como opción para desayuno está muy bien, por ejemplo mi desayuno de hoy han sido los crepes con una naranja y un té verde con leche, hay que empezar la mañana con energía!

    Guías relacionadas

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Subir