Última actualización:

Descubre los exóticos beneficios de la Centella Asiática
5 (100%) 1 voto

La Centella Asiática es una planta de pequeñas dimensiones, anual y herbácea de la familia de las Apiaceae. Esta planta suele crecer en zonas orientales, particularmente en el continente asiático.

Desde hace siglos, esta planta participa como uno de los ingredientes protagonistas en las preparaciones medicinales de las vetustas tradiciones médicas ayurvédicas y de la medicina tradicional china.

Se trata de una pequeña planta de tallos finos y flores de colores rosas, rojas o blancas. En cuanto a sus hojas, son grandes y verdes con los extremos o ápices redondeados en forma de abanico. Este tipo de plantas requiere un cultivo que tarda unos tres meses en cosechar y, además, el proceso entero de la cosecha se realiza a mano.

centella-asiatica

Composición

Tomando como referencia la Farmacopea Europea, esta planta destaca, especialmente, por estar compuesta de unos derivados saponínicos que se conocen como asiaticósido; precisamente es de esos elementos de donde proceden la mayoría de sus propiedades y beneficios para el organismo. El asiaticósido o ácido asiaticósido ha reflejado, en recientes investigaciones, la capacidad para acelerar los procesos de cicatrización, así como también una importante función inmunomoduladora, aliviando la irritación de la dermis y aumentando la velocidad de renovación de las células mediante la restauración de la barrera epidérmica. Por otro lado, es capaz de frenar la deshidratación del cutis y activar los fibroblastos, lo que favorece la reconstrucción de la capa córnea. Además, actúa como un potente escudo frente a la degeneración del colágeno.

Los exclusivos elementos que conforman la composición de la Centella asiática hacen de esta planta un ingrediente protagonista en medicina y en el terreno culinario.

centella-asiatica

Conozcamos cada uno de estos usos.

Propiedades medicinales

Hemos comentado en líneas precedentes que la Centella asiática se ha usado durante siglos en la tradición medicinal ayurvédica y la antigua medicina china. De hecho, desde el organismo de Plantas Medicinales y Homeopatía del Colegio Oficial de Farmacéuticos (COF) de Asturias, se afirma ese uso, sobre todo, en la medicina tradicional de lugares remotos como China e India, en especial, con el objetivo de curar las heridas gracias a su capacidad cicatrizante y regenerante de la piel.b

Pues bien, con el paso del tiempo, la Centella asiática ha pasado de ser una hierba medicinal a convertirse en ingrediente principal de geles, jabones, infusiones y cremas. También en el ámbito culinario, como condimento de diversos platos -sobre todo en las ensaladas-, podemos encontrar a la centella asiática.

Lee también:  ¿Qué es la fibra y por qué es interesante para nuestra dieta?

Según Sergio Domínguez Gil, vocal del COF -al que hemos aludido un poco más arriba-, diversos estudios han demostrado la función de esta planta como escudo protector de la capacidad neuronal. Los beneficiosos efectos que provoca, en este sentido, son los siguientes:

  • Aumenta la capacidad de atención y concentración
  • Revitaliza el tejido nervioso
  • Reduce los efectos nocivos del envejecimiento neuronal

Por otra parte, otro de los usos medicinales que se le otorgan a la Centella asiática es su capacidad para mitigar los estados de fatiga y cansancio.

En cuanto a la insuficiencia venosa, la Centella actúa directamente contra estos efectos perjudiciales para el organismo de forma antiinflamatoria y cicatrizante. “En la actualidad se emplea principalmente en el tratamiento de trastornos venosos crónicos y en afecciones de la piel”, afirma Domínguez. Además, tiene enormes beneficios contra las hemorroides o la afección que se conoce como “piernas pesadas”.

La capacidad regenerante y cicatrizante de la Centella asiática en la que se fijó la medicina tradicional china e india es una cualidad muy a tener en cuenta a la hora de reparar quemaduras o cicatrices o cualquier otro tipo de afección en la piel. Es capaz, además, de combatir las estrías que se suelen generar durante el embarazo, es decir, esas rojeces iniciales que después se tornan en color blanco y en las que destaca la pérdida de flaccidez de la piel. Esta capacidad procede, seguramente, de la acción cicatrizante y regeneradora de la dermis que venimos explicando. Las estrías y la celulitis aparacen cuando las capas elásticas de colágeno que recubren la piel se rompen y es en esos casos cuando la Centella asiática actúa regenerando y cicatrizando las fibras elásticas originadas por esa rotura dérmica.

centella-asiatica

Usos gastronómicos

Cuando hablamos de plantas, en especial de las exóticas vegetaciones propias de parajes lejanos como la India o China, solemos pensar en sus beneficios como hierba medicinal, pero no nos paramos a imaginar otras propiedades. Pues bien, la Centella asiática, además de ser empleada como medicina para las dolencias expresadas en el párrafo anterior, destaca como un beneficioso alimento repleto de vitaminas. Sí, la Centella asiática es comestible. Además, su introducción da como resultado multitud de platos sabrosos y sanos.

La Centella asiática destaca por ser una planta muy aromática. En boca, su procedencia exótica se traduce en una mezcla de sabores dulces y ácidos. La gastronomía de Sri Lanka basa muchos de sus platos en el juego con esta planta, usándola tanto cocida como cruda.

Lee también:  El origen de los carbohidratos... ¿es importante?

Dentro de los usos culinarios, podrás emplear la Centella asiática de diversos modos, casi todos como condimento: podrás añadirlo en ensaladas para potenciar los sabores, como acompañamiento en variadas recetas cuyo ingrediente principal sea el arroz, o en el caso de sopas o verduras, para dar mayor sabor. Por otro lado, también es frecuente su empleo para elaborar una excelente salsa pesto que se aleje un poco de la receta tradicional, lo que dará al plato un toque exótico. En este último caso te aconsejamos que añadas al perejil, ajo y nueces picadas, una cucharada de la Centella asiática.

Por último, esta planta también se emplea en infusiones; tan solo tendrás que mezclar dos cucharadas de la Centella en un litro de agua hirviendo y dejarla reposar. Es una excelente tisana relajante y muy beneficiosa gracias a la cantidad de vitaminas que contiene.

 

Posibles efectos perjudiciales

La Centella asiática es una planta con múltiples beneficios y propiedades, sin embargo, la complejidad y singularidades del organismo humano hace necesaria cierta precaución a la hora de consumir ciertas sustancias o al aplicarlas en nuestra piel. Es necesario, por tanto, una labor de investigación previa al acercamiento a esta planta, así como la búsqueda de asesoramiento profesional, como tu médico de cabecera.

Así pues, en líneas generales, la Centella asiática no está indicada para aquellos casos en los que la persona que la consuma sea alérgica a las plantas opiáceas; en este caso, cabe señalar que las alergias a este tipo de plantas son poco frecuentes, sin embargo, siempre es mejor prevenir que curar. Otro caso en el que no se recomienda el consumo de la Centella es para las mujeres embarazadas: esta planta tiene propiedades emenagogas, esto es, ayuda en los problemas relacionados con la menstruación; sin embargo, su uso en el caso del embarazo puede provocar efectos adversos como abortos.

Por último, los estudios recientes no han elaborado todavía una teoría consistente relacionada con su inocuidad, lo que puede afectar en determinados procesos delicados como puede ser la época de lactancia.

En cuanto a sus usos en el terreno de los geles o cremas, se debe tener cierta precaución ya que puede generar efectos secundarios como las erupciones cutáneas o la dermatitis.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.