Pastel de pescado light

pastel de pescado light

Es una receta muy reducida en grasa, alta en proteínas y sencilla de elaborar, además se conserva perfectamente durante días en el frigorífico por lo que será una de esassobras que no te importará repetir  La diferencia además con otras recetas de pastel de pescado es que no lleva nata ni mantequilla e incluso se pueden sustituir los dos huevos que lleva por únicamente las claras.

Índice

    Ingredientes

    • 400 gramos de pescadilla sin piel/merluza/filete de lenguado (pescado blanco en todo
      caso).
    • 100 gramos de salmón ahumado (se puede sustituir por surimi, gambas…) o no ponerlo.
    • 300 gramos de queso batido 0%.
    • 2 huevos (o sustituirlos por únicamente las claras)
    • Un pellizquito de sal
    • un pellizquito de pimienta
    • 1 cucharadita de Maizena
    • 10 ml de agua

    Elaboración

    1. Mezclamos los 10ml de agua con la Maizena en un vasito, removemos y apartamos para luego.
    2. Por otro lado hervimos la pescadilla o el pescado blanco que hayamos elegido y cuando esté cocido lo desmenuzamos en un bol para mezclar con el queso batido 0%, el agua con la Maizena, los huevos o claras, la sal y la pimienta. Si el pescado está muy deshecho no hará falta pasar la batidora pero si quedan trozos muy grandes batimos el tiempo necesario para que quede todo bien integrado y sin grandes trozos de pescado.
    3. Cogemos un molde apto para horno, preferiblemente rectangular, lo engrasamos sin pasarnos, para que no se nos pegue al desmoldar, y vertemos la mitad de la mezcla sobre el molde, reservando la otra mitad para más tarde.
    4. En este punto extendemos a lo largo las lonchas de salmón ahumado que también puede ser cambiado por surimi o incluso por gambas sobre la mezcla, ahí cada cual con su imaginación! De hecho esta es una parte que si quieres puedes pasar por alto y hacer simplemente el pastel sin añadir esta capa.
    5. Una vez extendida en la capa intermedia el salmón o lo que hayamos escogido, con mucho cuidado, echamos el resto de la mezcla en el molde y lo metemos al horno durante 30-35 minutos a 150 grados.
    6. Es complicado pero hay que sacarlo justo en el punto donde esté bien hecho pero no tan hecho como para que se quede seco. Para ello a partir de los 25 minutos podemos ir pinchando con una aguja de lana o un cuchillo fino y si éste sale manchado es que todavía no está bien hecho, si por el contrario sale seco es que ya ha cuajado y podemos sacarlo.

    Guías relacionadas

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Subir