Pycnogenol: suplemento medicinal y antioxidante
5 (100%) 1 voto

Rodeando la península ibérica y ascendiendo por Francia, para alejarse luego hacia tierras italianas, el pino (pinus pinaster) nace y se desarrolla en todos estos parajes occidentales ofreciendo su belleza y singular aroma. De lo que a priori se percata el observador es de la majestuosidad de su arborea presencia y el agradable olor que envuelve el ambiente. Detengámonos, no obstante, en tierras francesas donde emerge una especie concreta de este árbol: el pino marino francés.

Es en la corteza de esta especie donde se esconden algunos de sus más grandes beneficios. Nos referimos a un interesante y novedoso suplemento conocido como Pycnogenol que ha venido a irrumpir en las investigaciones médicas, dietéticas y naturalistas poniendo patas arriba creencias y presupuestos arraigados. El Dr. Jack Masquelier, de la Universidad de Burdeos, fue el pionero en este tipo de estudios cuando, hace unos 40 años, comenzó a interesarse por las propiedades medicinales que ofrecía la naturaleza. En ese punto comenzó su andadura en el terreno de los fitonutrientes: sus investigaciones y desarrollos consiguieron aislar e identificar aplicaciones terapéuticas y dietéticas. Continuó sus investigaciones con diversas especies vegetales hasta que su atención se fijó en los múltiples pinos marítimos que crecían en su Francia natal. Fue en la década de los sesenta del siglo XX cuando el Dr. Masquelier alumbró una serie de fármacos basados en la medicina botánica, concretamente, derivados del aislamiento de la corteza del pino marino francés.

Los descubrimientos del Dr. Masquelier fueron tan rotundos que, en la actualidad, estos medicamentos siguen vendiéndose en Francia y en otros países del mundo dentro del mercado de la medicina natural.

pino marino frances

Composición y propiedades del Pino Marino Francés

Las sesudas investigaciones del Dr. Masquelier pusieron de relieve algo muy interesante de la composición del pino marino francés: una enorme cantidad de moléculas bioactivas llamadas procianidinas se concentraban en el interior de la corteza de este árbol. No era la primera vez que alguien fijaba su atención estas moléculas, presentes en otros organismos vegetales, y que destacaban por sus poderosos efectos antioxidantes. Sin embargo, los estudios que se realizaron en laboratorio de un fragmento de corteza de pino marino reveló algo completamente novedoso: se trataba de la potencia de estas procianidinas, de efectos muy superiores a todo lo que se había investigado hasta ahora. Para que te hagas una idea, la capacidad de estas moléculas bioactivas superan 20 veces a los efectos de la vitamina C y 50 al de la vitamina E. Una barbaridad.

Largos años de investigaciones habían dado sus frutos: el Dr. Masquelier había descubierto uno de los mejores y más potentes destructores contra los radicales libres.

radicales libres

El peligro de los radicales libres

¿Qué era eso de los radicales libres? Nuestro organismo está constantemente atacado por esas pequeñas moléculas muy reactivas que carecen de uno o dos electrones. Podríamos decir que en su búsqueda de equilibrio, atacan a nuestras células para conseguir esos electrones que han perdido. Existen diversos tipos de agentes generadores de radicales libres que podríamos reunir en dos grupos diferentes:

Lee también:  Guía sobre los bcaa (aminoácidos ramificados)

Agentes exógenos o externos

En este grupo se sitúan los malos hábitos de vida o el entorno que nos rodea, es decir, el consumo de alcohol o tabaco, una mala alimentación, la exposición excesiva al sol, los medicamentos y la contaminación ambiental.

Agentes endógenos o  internos

En cuanto a los agentes internos, podemos ubicar en este apartado el estrés, el ejercicio llevado al extremo o, simplemente, los procesos químicos que se desarrollan en nuestro propio metabolismo.

Efectos de los radicales libres

La acumulación de radicales libres generan múltiples consecuencias adversas en nuestros organismos.

Envejecimiento prematuro

Los radicales libres atacan directamente sobre las células epiteliales de manera que la necesaria hidratación y alimentación de la dermis se ve afectada, así como también las células de colágeno y elastina se ven seriamente dañadas. Todo esto trae como resultado la pérdida de elasticidad y firmeza de la piel y la aparición de arrugas.

Problemas cardiovasculares

Enfermedades como la arteriosclerosis que ataca directamente las paredes de las arterias dificultando la fluidez del torrente sanguíneo, emergen como consecuencia de los ataques de los radicales libres, ya que estos afectan directamente la pared endotelial, oxidándola. Esta pared tiene como valiosa función mantener el equilibrio entre los procesos de vaso dilatación-constricción.

Deficiencias en el sistema nervioso

En el caso de que la fluidez sanguínea disminuya en el nivel del sistema nervioso, los impulsos nerviosos responsables de los reflejos, el aprendizaje y la memoria se verán a su vez reducidos.

Todos estos problemas se agravan con el paso del tiempo. La necesidad de luchar contra el ataque de estas moléculas se torna esencial. Es en este momento cuando la importancia del Pycnogenol se hace evidente. Conozcamos sus beneficios.

efectos radicales libres

Pycnogenol

De esta manera, nace el Pycnogenol, un potente suplemento medicinal avalado por múltiples estudios ciéntificos y popularizado por sus beneficiosas aportaciones hasta el punto de que hoy, más de 40 años después, su uso siga comercializándose y goce de una exquisita salud entre la medicina natural.

Suplementos de Pycnogenol

Los beneficios asociados a este suplemento son múltiples y variados los campos en los que interviene:

Beneficios del Pycnogenol

Prevención cardiovascular

Las enfermedades cardiovasculares continúan siendo una de las principales causas de muerte en nuestro planeta. En el caso de España, éstas se sitúan incluso por delante del cáncer o las enfermedades relacionadas con la respiración. El Pycnogenol interviene como escudo de diversas maneras:

  • Hipertensión. El aumento de la presión arterial es uno de los principales riesgos a la hora de contraer una enfermedad cardiovascular. Un estudio reciente demostró que el consumo de 100 mg de Pycnogenol durante doce semanas redujo la cantidad de endotelina presente en sangre, que actúa disminuyendo el tamaño de las arterias por la contracción de fibras musculares, lo que impide la fluidez de la sangre. Además, el Pycnogenol favoreció el aumento de la concentración de 6-ceto prostaglandina que destaca por ser una hormona con reconocidos efectos antihipertensivos.
  • Colesterol. El consumo de Pycnogenol, asimismo, actúa aumentando el colesterol HDL ( también conocido como colesterol “bueno”) y disminuyendo los niveles del colesterol LDL (o “malo”). Una investigación llevada a cabo sobre una muestra compuesta por 155 mujeres en estado de menopausia durante 6 meses demostró los datos que hemos señalado, el aumento significativo del colesterol HDL y la reducción del LDL, además de mostrar una mayor capacidad de la actividad antioxidante en plasma.
  • Placa arterial. La aparición de ataques cardíacos, infartos y otras enfermedades cardiovasculares son la consecuencia de la instalación de “suciedad” (glóbulos blancos o plaquetas que se acumulan en las paredes creando una capa pegajosa) en las arterias, lo que impide el libre flujo de la sangre a tejidos vulnerables de nuestro cuerpo. El uso de Pycnogenol reduce esa capa pegajosa de forma que el torrente sanguíneo pueda fluir sin trabas.
Lee también:  Batidos de carbohidratos

Actúa contra el síndrome metabólico

Este síndrome es la traducción de los malos hábitos de vida desencadenados por dietas viciadas a nivel alimenticio -ingesta excesiva de calorías- y sedentarismo. Estas formas de vivir tienen como consecuencias el estrés oxidativo, la obesidad o la hipertensión. Durante una investigación, se analizó una muestra de 64 varones que consumieron Pycnogenol frente a otra de 66 que no lo hicieron. Los resultados indicaron que los pacientes que había consumido esta sustancia, descendieron los niveles de colesterol “malo, la glucosa bajó hasa el 14,4% y adelgazaron en términos de volumen que se reflejó en una pérdida de 8 centímetros de media.

Eficaz para controlar la diabetes

Este efecto está muy relacionado con el punto anterior, ya que la diabetes es una enfermedad muy frecuente que aparece como consecuencia del síndrome metabólico. Precisamente por esa frecuencia de aparición y por la enorme cantidad de personas afectadas (tan solo en España sufren esta dolencia cerca de 6.000.000 de personas y es la responsable de más de 25.000 muertes al año). Los beneficios del Pycnogenol en el punto anterior se extienden a esta enfermedad, controlando la absorción de carbohidratos en la dieta, lo que beneficiaría a los diabéticos en el control de sus niveles de glucosa en sangre. Otro dato alarmante relacionado con la diabetes es que, en España, la diabetes se encuentra detrás de 7 de cada 10 amputaciones en el tronco inferior; la acción del Pycnogenol actúa, además reduciendo la aparición de las úlceras responsables del cercenamiento de extremidades.

Protege la visión

Otro de los peligros derivados del síndrome matabólico, y, en concreto, de la diabetes mellitus, es la ceguera. Los estudios que se han centrado en la lucha contra la diabetes han demostrado que el consumo de Pycnogenol  es efectivo contra la hiperglucemia en sangre de manera que puede prevenir la retinopatía diabética y la formación de cataratas.

Cuidado de la piel

En el terreno de la oxidación, uno de los mayores retos es nuestra constante exposición a la radiación ultravioleta que provoca el sol, lo que suele degenerar en quemaduras solares, y, en casos extremos, la inflamación, fotocarcinogénesis (o daño celular crónico que puede desembocaer en cáncer de piel) y la supresión inmunitaria. Uno de los estudios realizados en este campo sobre una muestra de 21 voluntarios de raza blanca demostraron un efecto protector de la piel tras ser expuestos a la luz UV y tras haber consumido 1,1 mg/kg de peso corporal de Pycnogenol.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.