Hipercolesterolemia: Causas, dieta, ejercicio, tratamiento y síntomas

colesterol alto

La hipercolesterolemia, o simplemente colesterol alto, es el término utilizado para describir un aumento en la concentración de colesterol en sangre. Más específicamente, la condición se caracteriza por los valores de colesterol por encima de 200 mg/decilitro.

El colesterol alto puede depender de la dieta, estilo de vida o tener un componente genético. Cuando el colesterol se acumula en la sangre puede aumentar el riesgo de enfermedad cardíaca. El 70-80% del colesterol de nuestro cuerpo lo produce el propio hígado, sólo el 20-30% proviene directamente de los alimentos, y cuando hay mucho colesterol en la sangre, tiende a asentarse en la superficie interna de las arterias y forma depósitos peligrosos; estos depósitos duros hacen que las paredes de los vasos sanguíneos sean menos elásticas y restringen su tamaño, permitiendo así que menos sangre llegue al cerebro y al corazón.

De acuerdo con la Fundación Española del Corazón, aproximadamente uno de cada cinco Españoles muestra cambios en los niveles de colesterol. Y en el desempeño de las funciones metabólicas esenciales, (cuando el colesterol es excesivo) puede ofrecer una gran cantidad de riesgos para la salud.

Las sustancias presentes en los alimentos que más elevan el nivel de colesterol son las grasas saturadas (carne, queso, huevos, leche, mantequilla, embutidos, salami) y, aún más, las llamadas "trans".

En este artículo podemos obtener los datos sobre las causas de la hipercolesterolemia y también encontrar consejos sobre dietas y ejercicio para bajar el colesterol de forma natural.

Índice

    ¿Qué es el colesterol?

    El colesterol es una sustancia grasa natural presente en todas las células de nuestro cuerpo. Además de tener un papel importante en la formación y mantenimiento de las paredes celulares, el colesterol también participa en la producción de hormonas, vitamina D y ácidos biliares.

    Nuestro hígado requiere sólo una pequeña cantidad de energía proporcionada por la grasa, para ser capaz de sintetizar todo el colesterol que necesitamos.

    La grasa o el colesterol de los alimentos que comemos es absorbido en el intestino, y desde allí se transportan al hígado. El cuerpo convierte este colesterol de la grasa, y lo libera en el torrente sanguíneo. Para ser transportado a través del cuerpo, el colesterol se une a una proteína que puede ser de baja o alta densidad. En el primer caso se denomina LDL (lipoproteína de baja densidad).

    Dado que las lipoproteínas de alta densidad se llaman HDL, las lipoproteínas de alta densidad, en combinación con los triglicéridos y LDL forman el total.

    colesterol alto

    Colesterol LDL

    Las lipoproteínas de baja densidad son popularmente conocidas como "colesterol malo", ya que tienden a depositarse en las arterias.

    La acumulación constante de LDL atrapa a las células sanguíneas en los vasos, que con el tiempo puede conducir a la formación de placas que comienzan a bloquear el flujo de sangre a través de las arterias. Esta condición se conoce como aterosclerosis.

    Si se forma y se impide el paso de sangre a través de los vasos sanguíneos, se puede formar un coágulo y el resultado puede ser un ataque al corazón o accidente cerebrovascular (infarto cerebral o ictus).

    Colesterol HDL

    A diferencia del colesterol LDL, el HDL es"bueno", es decir, no mantiene depósitos de colesterol en las arterias. De hecho, la función del HDL realiza exactamente lo contrario: elimina los depósitos de LDL que se forman dentro de los vasos.

    Los investigadores creen que el colesterol HDL actúa como una escoba, que redirige la grasa acumulada hacia el hígado. Una vez allí, los lípidos se degradan y se envían para su eliminación.

    Los triglicéridos

    Los triglicéridos son otro tipo de grasa, cuya función principal es la de almacenar el exceso de energía que llega al cuerpo a través de los alimentos.

    Al igual que otros tipos de grasa, los triglicéridos también tienen que unirse a una proteína para circular libremente en la sangre. Esta combinación tiene el nombre de VLDL (lipoproteína de muy baja densidad).

    El exceso de VLDL contribuye a la aterosclerosis, que tiende a depositarse en el interior de las arterias.

    Los valores del colesterol

    El valor de colesterol total se obtiene sumando los LDL, HDL y VLDL presentes en el organismo. A continuación, pasamos a analizar cómo se obtienen cada uno de esos valores:

    Nivel LDL

    Altas cantidades de LDL pueden causar una obstrucción parcial o total de las arterias, los médicos recomiendan que los niveles de colesterol "malo" en sangre están por debajo de 130 miligramos por decilitro.

    Las personas con antecedentes cardíacos tienen que ser más conscientes de sus niveles de colesterol LDL, puesto que en este caso particular no deben superar los 100 mg / dl.

    Nivel HDL

    Los niveles de colesterol HDL son también importantes: las personas con niveles de HDL por debajo de 40 miligramos por decilitro son más propensos a desarrollar problemas cardiovasculares como la aterosclerosis y el infarto de miocardio.

    Para mejorar la salud de las arterias y proteger el corazón, los médicos recomiendan mantener un valor de HDL siempre por encima de 60 mg / dl.

    Nivel VLDL

    Los valores de referencia de colesterol VDL son:

    • Normal: 2 a 30 mg / dl
    • Alto: por encima de 30 mg / dl

    Los triglicéridos deben permanecer por debajo de 150 mg / dL.

    Colesterol: nivel total

    colesterol alto

    Aunque sigue siendo un tema de debate, la tasa ideal de colesterol más aceptada en la comunidad científica es de 200 mg / dl. Niveles por encima de este valor son indicativos de hipercolesterolemia.

    Las personas que se encuentran en niveles por encima de este número, pero no tienen una historia familiar de problemas cardíacos no tienen por qué alarmarse. Algunos cambios en la dieta y ciertos hábitos pueden ser suficientes para reducir esta tasa.

    Por otro lado, los que tienen hipercolesterolemia y han sufrido un ataque al corazón (u otra enfermedad del corazón), o tienen cualquier familiar directo con arteriosclerosis, debeb estar más atentos a estos valores.

    Hipercolesterolemia familiar

    La hipercolesterolemia hereditaria o familiar es una enfermedad genética en la que los niveles de colesterol se elevan desde la infancia en varias personas de la misma familia.

    Uno de cada 300-500 personas en todo el mundo muestra esta condición que se caracteriza por la incapacidad de reciclar los lipidos en el hígado y regular los niveles de colesterol de manera eficaz.

    Las personas que sufren de hipercolesterolemia familiar tienen el colesterol elevado, y casi siempre necesitan medicamentos para controlar las tasas de LDL en la sangre.

    Síntomas de la hipercolesterolemia

    La mayoría de las personas con colesterol alto no suelen muestran ningún síntoma. En general, aquellos que sufren de hipercolesterolemia solo lo saben cuando se hacen un análisis de sangre o con el desarrollo de la arteriosclerosis.

    Así pues, no hay síntomas reales, excepto en los casos de hipercolesterolemia familiar homocigótica (en este caso desde la infancia se observan depósitos de colesterol en la piel, tendones y alrededor de la córnea del ojo, así como placas lipídicas). Posteriormente, ya en una etapa avanzada, el dolor de pecho se produce con una fuerte sensación de opresión o constricción, calambres durante una caminata, confusión mental y dolor de cabeza.

    Causas de la hipercolesterolemia

    En algunos casos, como hemos visto anteriormente, el colesterol alto puede tener un componente hereditario. Sin embargo, los niveles altos de colesterol en la sangre se deben principalmente a la dieta: la ingesta de alimentos demasiado calóricos y ricos en ácidos grasos saturados e hidrogenados contribuyen decisivamente a aumentar los niveles de colesterol, pero también existen otros factores importantes que pueden afectar a los niveles de colesterol, como por ejemplo:

    • el componente genético;
    • enfermedades preexistentes (diabetes, hipotiroidismo, enfermedades renales y hepáticas);
    • poca actividad física.

    La falta de actividad física y el tabaquismo también pueden causar un cambio en los niveles de colesterol (fumar no aumenta el colesterol total, lo que hace es reducir la concentración de HDL en la sangre).

    colesterol alto

    Otros factores de riesgo para las personas con colesterol alto:

    • Diabetes.
    • Hipotiroidismo.
    • Problemas del hígado o del riñón.
    • Embarazo.
    • El uso de ciertos medicamentos aumentan las tasas de LDL o reducen el HDL, como la progesterona, esteroides, anabolizantes y corticosteroides.
    • La pérdida rápida de peso (aquellos que eliminan una cantidad de peso en un corto período de tiempo tienen una especie de transición en hipercolesterolemia).
    • El uso de medicamentos antirretrovirales.
    • Hipertensión.
    • Obesidad.

    Diagnóstico de la Hipercolesterolemia

    La confirmación del diagnóstico de hipercolesterolemia se realiza mediante el examen de sangre solicitado por el médico.

    Es muy importante el seguimiento a través del control periódico de los niveles de colesterol una vez cumplidos los 20 años de edad. A partir de la segunda década de vida es recomendable repetir la prueba cada cinco años, a mayor frecuencia en caso de colesterol alto o predisposición familiar a la hipercolesterolemia.

    La gente ya diagnosticada con colesterol alto o que tienen un historial de enfermedad cardíaca coronaria en la familia deben comprobar sus niveles de colesterol cada 3-6 meses.

    Prevención de la Hipercolesterolemia

    La mejor manera de evitar el colesterol alto es cuidar la alimentación y realizar actividad física.

    La orientación adicional sobre cómo prevenir la hipercolesterolemia incluye la reducción de la ingesta de alimentos procesados (especialmente aquellos que son ricos en grasas saturadas y trans): incluir más frutas y verduras en el menú suele funcionar.

    Mantener un índice de masa corporal adecuado, evitar fumar, tener cuidado con la presión arterial y estar pendiente de los niveles de glucosa en sangre son otros de los consejos para evitar un aumento de colesterol en la sangre.

    Periodos de bajada de peso y colesterol alto

    Los estudios indican que el sobrepeso aumenta el riesgo de enfermedades del corazón y la hipercolesterolemia. Una reducción de sólo 3-5 kg puede ser suficiente para reducir el colesterol LDL.

    A menudo, la pérdida de peso también resulta mejorando la tasa de triglicéridos y HDL.

    No se debe poner en peligro la salud individual, con el objetivo de perder 400-600 gramos por semana.

    Tratamiento de la hipercolesterolemia

    El tratamiento de la hipercolesterolemia debe seguirse inicialmente con las mismas directrices mencionadas anteriormente para la prevención de la enfermedad.

    Es decir, la mayor parte de los casos de colesterol alto pueden ser resueltos adoptando una dieta equilibrada, realizando ejercicio físico regular y manteniendo una pérdida de peso gradual.

    colesterol alto

    Dieta para prevenir el colesterol alto

    Debes restringir la ingesta de grasas saturadas de origen animal y las grasas trans.Además, no es recomendable tomar más de un 7-10% de la ingesta diaria de calorías en grasas saturadas (las grasas trans deberían suprimirse por completo). Así pues, las directrices a seguir son las siguientes:

    • Abandonar el azúcar y los carbohidratos refinados en general (panes, pasteles, etc.) solo para ocasiones especiales.
    • Tomar más pescado rico en Omega 3 (grasa que aumenta los tipos de colesterol HDL), como el salmón, el atún y las sardinas. Dos o tres porciones semanales de pescado aportan beneficios para el sistema cardiovascular.
    • Aumentar el consumo de frutas y verduras, ya que son la base de una alimentación saludable. Los estudios indican que las personas que mantienen una dieta con pocos alimentos de origen animal, mostraron una reducción de hasta el 15% en los niveles de colesterol total.
    • Consumir al menos 30 gramos de fibra dietética cada día (que ayudan a "transportar" el colesterol fuera del organismo).
    • Tomar cereales integrales (arroz, pasta, pan, avena): son ricos en fibra y contienen poca o nada de grasa.
    • Mantener una ingesta moderada de alimentos como queso, leche, yogur, carne y yema de huevo.
    • Incluir más fitosteroles (sustancias químicas naturales que se encuentran en las plantas y que reducen el colesterol) . Se pueden encontrar en alimentos como nueces, semillas de girasol, aguacate, aceite de oliva y verduras.

    Ejercicios para personas con hipercolesterolemia

    Para defender el corazón y los vasos sanguíneos, camina, camina y camina de nuevo. El ejercicio regular es el mejor aliado contra el colesterol alto.

    Pero, ojo, aunque tengas hambre después del entrenamiento, ten cuidado de no ceder a alimentos ricos en grasas saturadas (carne, queso, huevos, leche, mantequilla, salchichas, salchichas) y, aún más, al llamado "trans" que en las etiquetas de los productos alimenticios se reconoce con las palabras "grasas vegetales hidrogenadas".

    La actividad física debe ser constante y regular. Investigadores estadounidenses del Centro Médico de Asuntos de Veteranos en Washington DC han encontrado que caminar, gimnasia suave o pasatiempos como la jardinería pueden tener efectos significativos en los niveles de colesterol.

    De diez mil sujetos, - todos con colesterol alto - en diez años de estudio, se encontró que las personas que practicaban actividad física tenían de 60 a 70% menos probabilidades de morir que los que no hacían actividad física, pero tomaban estatinas (inhibidores de la HMG-CoA reductasa que actúan a nivel del hígado). En el caso de la actividad física combinada con las estatinas, la esperanza de vida aumentó aún más.

    Aún así, toda precaución es poca: si tienes el colesterol alto, habla con tu médico antes de comenzar una rutina de ejercicios.

    colesterol alto

    Medicación para la hipercolesterolemia

    En ciertos casos en que la dieta y la actividad física no resultan suficientes para la reducción del colesterol, el médico puede prescribir medicamentos para controlar el colesterol LDL.

    Los principales medicamentos para el tratamiento de la hipercolesterolemia son:

    • Las estatinas (simvastatina, pravastatina, fluvastatina, lovastatina, rosuvastatina, atorvastatina). Inhibidores de la HMG-CoA reductasa, una de las enzimas hepáticas responsables de la producción de colesterol.
    • La niacina (ácido nicotínico): aumenta el colesterol HDL.
    • Fibras (gemfibrozilo, fenofibrato): rompen las partículas que forman los triglicéridos.

    Pronóstico de la Hipercolesterolemia

    A pesar de ser asintomático, el colesterol alto puede causar serios problemas de salud si no se tratan. Los niveles altos de LDL con resultados analíticos de más del doble ofrecen riesgo de ataque al corazón.

    Una reducción de sólo el 1% en los valores totales de colesterol es suficiente para reducir en un 2% las posibilidades de padecer riesgo de enfermedades del corazón.

    Mantener un peso dentro del rango de IMC recomendado, siguiendo una dieta baja en grasas saturadas y realizar ejercicio mejora significativamente el pronóstico de los pacientes a corto y largo plazo con hipercolesterolemia.

     

    Guías relacionadas

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Subir