Hormonas que afectan nuestra capacidad de adelgazar
Vota este artículo

Una de las quejas principales que se oyen en la calle o que ves en Internet acerca de perder peso, es que las dietas no funcionan al largo plazo…. bueno también que son una tortura, por ende son difíciles de cumplir, y en conclusión me quedo con los gordos. La razón por la cual esto ocurre es porque enfrentas el problema del flanco equivocado. A la hora de adelgazar es importante conocer las hormonas que afectan nuestro metabolismo, y como las podemos controlar.

Muchas personas creen que el ganar o perder peso esta relacionado con la ingesta y quema de calorías. Creen que si consumo x cantidad de calorías y quemo x+100 calorías entonces pierdo peso… Falso. Si esto fuera cierto probablemente no estarías leyendo este artículo. Esto no siempre suele pasar.

Nuestro cuerpo es el producto de millones de años de evolución. Es una máquina sumamente compleja que tiene la gran capacidad de adaptarse y sobrevivir a casi cualquier evento. Esto es lo que lo diferencia a usted de máquinas más sencillas como su iPad, iPod o un ordenador. Si le damos tiempo a nuestro cerebro y a nuestro cuerpo, estos tienen la capacidad de modificarse para ajustarse mejor a lo que usted hace con constancia. Palabras más palabras menos, nuestro cuerpo es el reflejo de lo que hacemos con más frecuencia, ya sea levantar pesas, correr largas distancias, ver mucha televisión, trabajar frente al ordenador…

¿Cómo ocurre esto?

Esto ocurre principalmente gracias a las hormonas. Las hormonas funcionan como unos mensajeros que preparan al cuerpo para sobrevivir a cualquier problema que se le enfrente. Los problemas típicos que llevan a la obesidad son la ingesta de químicos, falta de ejercicio, ingesta de mucha azúcar, estrés, etc.

Algunas funciones de las hormonas

  • Crecimiento: afectan el crecimiento de cada uno de nuestros tejidos.
  • Emociones: Los esteroides tienen un efecto sobre como nos sentimos y la menstruación en mujeres.
  • Sistema inmune: Las hormonas deciden cuando activar o desactivar to sistema inmunológico.
  • Libido
  • Como mencioné antes, su cuerpo es un reflejo de lo que haces con más frecuencia y constancia, así que si quieres cambiar la forma cómo te ves, tiene que cambiar tus hábitos. Hoy explicaré algunas de las hormonas involucradas en nuestro metabolismo y como se pueden manipular para crear un ambiente fisiológico apto para perder peso y lograr sentirse mejor.

La secreción de hormonas se ve afectada por los siguientes factores:

  • Otras hormonas
  • Concentración de iones y nutrientes en el plasma
  • Neuronas y actividad mental
  • Cambios ambientales
  • La comida y las hormonas
  • La comida que nos comemos la debemos considerar como una droga. Su efecto sobre nuestro cuerpo puede ser igual a la de cualquier droga que encuentre en la droguería; por esta razón nos podemos sentir mejor o peor dependiendo de lo que comamos. Cada alimento que nos metemos a la boca tiene cientos de químicos que alteran de una manera favorable o desfavorable nuestra química interna. Estas alteraciones son la causa principal de la epidemia de obesidad que estamos viviendo.
Lee también:  El colesterol y los triglicéridos: ¿Como se relacionan?

Ahora vamos a ver algunas de las hormonas que afectan nuestro metabolismo, y como se pueden usar para adelgazar.

Hormonas para Adelgazar

funciones de las hormonas

Leptina

La leptina es una hormona relativamente nueva para la ciencia (se descubrió apenas hace unos 20 años), pero se ha descubierto que es completamente indispensable para nuestro cuerpo. Ésta hormona es la encargada de controlar nuestro gasto energético. La regla número uno que debe seguir todo ente biológico para sobrevivir es… gastar la menor cantidad de energía posible. Esto claramente no nos favorece a la hora de querer adelgazar.
En un tiempo muy, muy pasado era difícil encontrar comida o energía. Nuestros antepasados tenían que exponer sus vidas cuando salían a cazar o a recoger frutas y nueces. También tenían que soportar sequías y largos inviernos, lo cual hacía muy factible que durarán días sin comer. Claro está que también habían épocas buenas donde comían mucho. Para poder sobrevivir a las malas épocas la evolución creó la leptina, que también se conoce como la hormona de la superviviencia.
Cuando el cuerpo recibe pocas calorías, ya sea por que no se encuentra o por que se está haciendo una dieta, nuestros niveles de leptina empiezan a decrecer. Esto inmediatamente activa nuestro sistema de prevención de hambre. Tu cuerpo empieza cuidar la grasa que tiene (no la gasta), porque no sabe hasta cuando tendrá que aguantar sin alimento. Los niveles de leptina bajan a menos de la mitad en menos de 3 días; es decir en 3 días de una dieta baja en calorías, tu cuerpo está quemando grasa a la mitad de lo que pudiera. Cuando tienes una comida lata en calorías tus niveles de leptina suben, y se crea un ambiente más favorable para la quema de grasa.
Es obvio que comer mucho a toda hora no sirve, ya que cuando hay un exceso de calorías (que no se están usando), tu cuerpo no las desperdicia, sino que las acumula para una emergencia.

La verdad no conozco ninguna dieta en español que utilice la leptina como herramienta para adelgazar. La única que conozco está escrita en inglés y se llama “Cheat your way thin”. Esta dieta te permite comer tus platos altamente calóricos cada 5 días y regula tu ingesta de carbohidratos para crear un ambiente adecuado para que quemes grasa.

Lee también:  Cómo tomar BCAAs

Ghrelina

La ghrelina es la hormona encargada de darnos hambre. Ésta se produce en el estómago y en el páncreas. Antes de una comida, tus niveles de ghrelina se elevan y le indican a tu cerebro que necesitas energía. A medida que comes los niveles bajan para darte la sensación de saciedad. Funciona parecido a la leptina, pero su efecto es más a corto plazo que a largo plazo. La ghrelina también se ha relacionado con procesos de neurotrofia, aprendizaje y adaptación cognitiva a ambientes cambiantes.
La ghrelina juega un papel muy importante en nuestro sistema de recompensa. Gracias a ella podemos comer con gula y engullir nuestros platos favoritos hasta que se nos borre el ombligo.
Para controlar tus niveles de ghrelina debes dormir bien y descansar. Fíjate que cuando duermes bien al otro día no te levantas con tanta hambre, sin embargo cuando trasnochas al otro día comes mucho.

Insulina

La insulina tal vez es la hormona más conocidad de este grupo, pero estoy seguro que no sabías que esta relacionada con tu capacidad de adelgazar. Esta hormona se produce en el pancreas y tiene la función de regular el metabolismo de las grasas y carbohidratos. La insulina es la encargada de llevar la glucose dentro de las células para que esta la utilice para crear ATP mediante el ciclo de Krebs.
El metabolismo de las grasas lo regula controlando la secreción de otra hormona que se llama glucagon. El glucagon inserta glucosa en la sangre cuando los niveles de esta están muy bajos (la insulina hace el opuesto). El glucagon obtiene la glucosa de las células grasa o adiposas, mediante un proceso donde los triglicéridos se convierten en ácidos grasos. Los ácidos grasos se disuelven fácilmente en la sangre y se pueden usar como fuente de energía.
La mejor manera de controlar tus niveles de insulina es comiendo pocos carbohidratos. La mejor hora para comer carbohidratos es en la mañana cuando tu sensibilidad a la insulina es más alta. Esto quiere decir que tu cuerpo requiere de poca insulina para controlar los niveles de azúcar en su sangre. La peor hora para comer CHO es en la tarde donde su sensibilidad es más baja y por ende su cuerpo requiere de más insulina. Tampoco es recomendable comer grasas y carbohidratos a la misma vez, ya que las grasas no se van a metabolizar por lo que su cuerpo está metabolizando los CHO.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.