Propiedades y beneficios de la maca andina
5 (100%) 1 voto

Hace 2.000 años las poblaciones indígenas empleaban la maca por todas las propiedades que tenía y tiene. Los incas la consideraban con un regalo de los dioses y la utilizaban como alimento y remedio casero. Ahora en Occidente la maca se ha puesto de moda por ser un superalimento, pero ¿qué tiene de beneficioso la maca? Este tubérculo contiene proteínas, aminoácidos esenciales, carbohidratos, fibras y vitaminas B1, B2, B6, así como,  minerales como el hierro, calcio, fósforo, potasio, sodio y zinc.

La maca, o también llamada Lepidium meyenii, proviene de los Andes peruanos y se cultiva en zonas especialmente agrestes e inhóspitas, por encima de los 3.500 metros de altura, donde prácticamente no existe ninguna otra forma de vida vegetal.

Sus propiedades son múltiples y en los últimos tiempos se han dado a conocer por todo el mundo. Es una raíz muy energetizante y un gran regulador endocrino, muy recomendado para mujeres con trastornos hormonales y también para deportistas que busquen mejorar su rendimiento y recuperación.

¿Cuáles son las propiedades de la maca?

Los incas utilizaban la maca para aumentar su vitalidad y fortaleza física, así como en danzas rituales por su relación con la fertilidad. Hoy en día este tubérculo lo podemos usar para multitud de problemas. Para fortalecer el cabello, el crecimiento óseo, para la fibromialgia, para el estrés, etc.

La maca tiene propiedades afrodisíacas, estimulantes y para la fertilidad. Uno de sus principales componentes es la macamida, actúa en el hipotálamo y las glándulas suprarrenales, por lo que regula los niveles hormonales, aumenta el flujo sanguíneo en la zona pélvica  y tiene un gran efecto energizante. Se la conoce como el “viagra peruana”, se usa para tratar la impotencia sexual, aumentar la fertilidad, remediar la falta de libido  y para la disfunción eréctil.

Varios estudios confirman que aumentan la fertilidad  en hombres y en mujeres, mejora la producción y movilidad del esperma, y también sirve para prevenir la hiperplasia de la próstata. Este tubérculo ayuda a las mujeres con la menopausia por sus efectos mineralizanes y revitalizantes. También, sus fitoesteroides naturales ayudan a tratar los sofocos, los calores y ayuda a evitar la osteoporosis.

Lee también:  Guía Completa sobre la cetona de frambuesa o raspberry ketone

Para los deportistas la maca es su mejor aliado, no solo es nutritiva si no que también es muy energética, mejora la resistencia física. La maca transporta más oxígeno al cuerpo y evita la baja presión, además, puede prevenir la anemia y fortalecer el organismo. También, tiene yodo que sirve para regular el funcionamiento de la glándula tiroides.

La maca ayuda al sistema inmunitario, gracias a sus alcaloides estimula las células defensivas evitando posibles tumores o el cáncer. Este tubérculo pertenece a la misma familia que las crucíferas, como el brócoli, y son conocidas por sus propiedades anticancerígenas debido al componente llamado glucosinato, que tiene una función antioxidante para mantener saludable el organismo. Además, es antidegenerativo y antimutagénico. También, previene resfriados o enfermedades que se relacionan con un bajo sistema inmunitario producido por el estrés, como pueden ser algunos virus.

Otra de las propiedades de la maca es que  mejora la memoria y el aprendizaje, el cerebro se encuentra más despierto tras consumirla. Todas aquellas personas que consuman pastillas para dormir o para la depresión pueden tomar maca para evitar los efectos colaterales, siempre con la supervisión del médico.

La maca también cuida la salud de la piel.  Los nativos y los viajeros que toman esta raíz durante sus paseos por la montaña se encuentran más protegidos de los rayos UV. La maca hace que aumente el grosor de la epidermis  y sirve para protegerse del sol, como si se utilizara una crema de factor 30.

Contraindicaciones de la maca

La maca es un superalimento con muchas propiedades y generalmente no produce efectos secundarios, se lleva consumiendo desde hace miles de años, pero hay que tener ciertas precauciones.

Como la maca puede tener efectos en los niveles hormonales, los médicos creen que no debe ser consumida por personas que dependen de medicamentos hormonales para el tratamiento de enfermedades como el cáncer de mama o cáncer de próstata.

Lee también:  Diferentes biotipos: Ectomorfo, Mesoformo y Endomorfo

contraindicaciones de la maca andina

También, la maca sube la presión arterial, por eso las personas que tienen presión arterial alta no deberían consumirla. Todavía no hay estudios sobre si la maca es o no segura para mujeres embarazadas, así que es mejor no tomarla en este periodo.

Este tubérculo contiene fibra, 8,5%, por lo que tiene influencia en el sistema digestivo.  Cuando se consume en exceso, la fibra acelera el ritmo de la digestión lo que conlleva gas y a veces diarrea, lo que podría provocar deshidratación.

Se ha demostrado que la maca no tiene ninguna toxicidad y no tiene efectos farmacológicos adversos. Se puede usar sin problemas con moderación y en combinación con otros alimentos naturales. Pero es mejor evitar tomar maca después de la cena, si  no quieres permanecer despierto toda la noche.

¿Cómo tomar la maca andina?

La maca tiene tres variantes, la roja, la morada y la negra. La roja, o “Puka” por los nativos, es la que ofrece un mayor potencial antioxidante y anticancerígena. La morada-roja contiene altas cantidades de antocianinas, siendo un antioxidante inmejorable. Y  la negra, o “yana”, tiene efectos estimulantes para el cerebro y propiedades afrodisíacas.

Como hay tres variantes hay que elegir el que mejor nos convenga. Una vez elegido el tipo de maca hay que saber si la queremos tomar en comprimidos, en raíz entera seca, se suele utilizar para cocinar, o en polvo. En polvo nos conviene más si queremos controlar mejor la dosis que tomamos, ya que se recomienda empezar con poca cantidad e ir aumentando, debido a que es muy energizante. También deberemos tomarla siempre por la mañana.

La dosis de mantenimiento es de 3 gramos al día, aproximadamente una cucharadita rasa. Aún así lo preferible es acudir a un especialista para que nos recomiende la dosis más indicada para nosotros. Si queremos que tenga efectos más profundos se recomienda tomarla al menos durante tres meses y posteriormente valorar el resultado junto con un especialista.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.